BABY INFANTI
BLOG

Busca por tématica

  • Recíen Nacido

  • 0 a 6 meses

  • 6 a 12 meses

  • 12 a 36 meses

  • Más de 36 meses

  • 28.09.2018

    Fotos de mis hijos en Facebook: Los riesgos de sobre exponer a tus hijos en las redes sociales.

     

    El fin de semana pasado celebramos el cumpleaños de Julieta, mi hija del medio y la más

    sociable de todos. Por lo mismo mi casa parecía un jardín infantil ya que Juli quería invitar a todos los niños del mundo. Tras la linda celebración quedé exhausta y echada en mi cama subí un álbum de foto de su cumpleaños en Facebook. En cosa de segundos me habló por Whatsapp la madre de un compañerito de pre-kinder de Juli, pidiéndome que por favor sacara las fotos donde salía su hijo. La verdad me sorprendió su reacción y para ser honesta la encontré un poco exagerada. Todas subimos fotos de nuestros hijos, ¿qué tiene de malo? No quise entrar en un debate con ella para evitar conflictos, a nadie le conviene tener como enemiga a una apoderado del colegio de tus hijos, quizás ponga en mi contra a todas las mamis del grupo de Whatsapp “Pre Kinder C” y comiencen a hacerme bullying. No, gracias.

    A pesar de que no estuve de acuerdo con su petición, el tema me quedó dando vueltas. Así que decidí partir a hablar con una experta en redes sociales, una amiga millenial de tomo y lomo: Betsabé Muñoz, publicista y jefa de marketing y coordinación en academia Adity. Le pregunté directamente si la mamá del curso de Juli estaba exagerando o no. ¿Qué riesgos tiene publicar fotos de mis hijos en Facebook? ¿Es Peligroso? “En cierta medida sí es peligroso. Todo lo que subimos a las redes sociales o a internet en general será público. Ya no tienes control sobre quién verá esas fotografías, qué harán con ellas o hasta dónde llegarán. Cuando creamos una cuenta en cualquier red social y aceptamos sus términos y condiciones - que la mayoría de la gente no lee- aceptamos que todo lo que publicamos es público. Con esto me refiero específicamente a nuestras fotografías, información personal, videos, etc. Nosotros al subirlas damos nuestro consentimiento”.

    ¿Será que ya estamos acostumbrados y no entendemos la gravedad del tema? ¿Realmente podrían existir graves consencuencias al subir una foto de mi hijo en mi red social? “Sí y una de las peores sería que esa misma foto se vea expuesta en sitios web no aptos para niños o que su imagen e información llegue a personas que pueden hacer un mal uso de ellas y que no nos enteremos de esto”.

    Confieso que esta respuesta me puso nerviosa, ya que sabía a lo que Betsabé se refería: Pornografía infantil. “Claramente las fotografías de niños pueden llegar a sitios de pornografía infantil. Basta que cualquier persona que tengas (o no tengas) en Facebook tome esa foto, la descargue y haga uso como quiera de ese material. Es muy fácil y no le tomará más de 30 segundos. Todo el mundo puede hacerlo, de hecho parte de las fotografías que subimos a nuestras redes sociales, pueden terminar fácilmente en Google a la disposición de cualquier persona en cualquier lugar”.

    Está claro que ninguno de los padres o madres en el mundo querrían que su hijo (o un niño) pasaría por algo así. Pero, ¿por dónde partir? ¿Borramos todas las fotos de nuestros niños que estén en redes sociales, advertimos al resto que también lo haga? ¿Hacemos una campaña, una marcha?. “Mi primera recomendación es tratar de evitar subir fotografías de niños. Los estamos exponiendo a situación que tal vez ellos no están preparados o ni siquiera están pidiendo. Lo segundo es que si de todas formas decidimos hacerlo, es que nuestras redes sociales estén lo más privadas posibles. Todas las redes sociales tienen opciones de privacidad, desde muy públicas a privadas. Si vas a subir contenido de tus hijos te recomiendo tener estas cuentas en modo privado (esto no quiere decir que estemos 100% seguros, pero es un avance). Tercero, tratar de no mencionar sus nombres y apellidos, si agregamos esta información le estamos dando más contenido a internet para saber quiénes son e ir creando un historial de imágenes y videos, en torno a tus hijos. De esta manera será más fácil poder identificarlos”.

    No se diga más. Mis redes sociales son –valga la redundancia- mías. Cuando mis hijos sean grandes o mayores de edad podrán subir todas las selfies que quieran. No se trata de caer en la paranoia, pero seré más cuidadosa. ¿Quién sabe si en 10 años más Juli me confiesa que le carga que existan 200 fotos de ella en el ciber espacio? Protejamos sus vidas y a la vez démosles derecho a decidir en esto, por muy pequeños que sean.

  • 28.09.2018

    ¡Mi hijo entró al jardín y se enferma todo el tiempo! ¿Cómo ayudarlo a aumentar sus defensas?

    Finalmente nos decidimos por un buen jardín infantil para Isidora y la verdad estamos muy

    contentos con nuestra elección. El único y gran problema es que se ha enfermado más que nunca en su corta vida. Como sabía lo que se me venía (sucedió lo mismo con Diego y Juli cuando fueron a sus respectivos jardines), traté de prepararla dándole probióticos, vitaminas y alimentándola lo mejor posible, pero nada de eso sirvió: a la segunda semana mi pobre Isidora cayó en cama 2 veces.

    ¿Qué más podíamos hacer por ella? ¿Cómo podía ayudarla a aumentar sus defensas? Visité a la Doctora Paula Téllez, Médico familiar mención niños PUC, que siempre nos ha guiado en la salud de nuestros niños, quizás había algo que pudiera decirme para ayudar a mi pobre y congestionada Isidora. “La mayoría de los niños tienen buenas defensas, pero se enferman más en el jardín o sala cuna porque están más expuestos a otros niños que pueden estar resfriados o con algún tipo de virus. Además salen temprano de sus casas, pasan frío y en los mismos jardines muchas veces el ambiente es cerrado y no existe un sistema de ventilación adecuado”

    ¿Habrá sido una mala decisión haberla metido al jardín a sus dos añitos? “Lo ideal es tratar de dilatar la entrada de los niños al jardín o sala cuna lo más posible, solo si la madre puede dejar al niño en la casa. Personalmente creo que una edad ideal es después de los 2 años, pero la mayoría de las madres no puede por temas laborales y/o económicos. Si no existe otra opción, es bueno que los padres se fijen que la sala cuna o jardín infantil tenga una buena ventilación y calefacción, que no existan corrientes de aire, que ojalá la sala no tenga un gran número de niños y que el número de horas que esté en el lugar tampoco sea excesivo”.

    A Isidora, por alguna razón que aún ignoro, solo pude darle leche materna hasta los 4 meses. ¿Habrá influido eso en sus defensas o es solo un mito más que debemos enfrentar las madres? “Está comprobado que un niño que toma lactancia materna hasta los 6 meses tiene mucho mejores defensas que un niño que no recibe este tipo de alimentación. La lactancia materna es un factor protector de infección respiratorias y digestivas”.

    Claramente me sentí culpable por mi pequeña quien ahora mismo me mira con sus mocos colgando y sus ojitos hinchados. Pero Paula de inmediato me frenó, hay muchísimas madres que por alguna razón no pueden entregar una lactancia ideal y hay otros medios para poder fortalecer las defensas de los niños: “Los niños debe tener una vida saludable, que duerma unas diez horas por noche, que coma alimentos de todos los grupos y que tenga horas de descanso y juego apropiadas. Con respecto a los suplementos que ofrece el mercado, nada está 100% comprobado, si un niño se alimenta bien y no tiene déficit no requiere nada extra para mejorar sus defensas”.

    Si bien mi lactancia materna no fue perfecta con la menor de mis cachorros, aun hay cosas que podemos hacer como padres para cuidar su salud: buenas horas de sueño, alimentación saludable, ventilación adecuada y sobre todas las cosas... mucho amor.

    Productos recomendados por May

    Termómetro digital 3 en 1

    Set Medicinal Grow With Me Celeste

    Set 6 pcs cuidado de la salud del bebé

  • 28.09.2018

    ¿Cómo ayudar a tu hijo a dormir mejor?

    Si me ven en la calle, no se asusten, soy yo... detrás de mis nuevas y enormes ojeras. Es

    que he pasado las peores de noches de mi vida. Juli, mi hija de 4 años, está viviendo un período horrible de mal sueño. No les miento si les digo que se demora horas en quedarse dormida y cuando lo hace, al poco tiempo se despierta muy inquieta y se pasa a mi cama. Así han sido mis últimas noches, durmiendo entre saltos, pero sobre todo preocupada por saber qué le puede estar pasando a mi hija.

    ¿Cómo puedo ayudarla a ella, y a nosotros como padres, a manejar la frustración en esos momentos? Había escuchado hablar mucho sobre la “Higiene del sueño”, pero como no sabía tanto sobre el tema decidí preguntarle a una experta: María Gabriela Rodríguez, Psiquiatra infantojuvenil Pontificia Universidad Católica de Chile y Hospital Regional de Talca.

    ¿Cuáles podían ser las causas de que un niño no esté durmiendo bien? “Lo primero que hay que saber es que el sueño, es una necesidad primaria y es esencial para el óptimo funcionamiento del niño ya que afecta a cada uno de los aspectos de su desarrollo social, cognitivo, emocional y físico. El ser humano necesita dormir un número suficiente de horas, pero que también su sueño sea de calidad y que pueda reparar el organismo para enfrentar el día siguiente. Con respecto a las causas, las principales dificultades que reportan los padres sobre el sueño de sus hijos, es que tienen problemas para quedarse y permanecer dormidos. Además de estos problemas, puede existir también una mayor actividad durante el sueño, piernas inquietas o movimientos periódicos de las piernas. Esto obviamente provoca patrones de sueño inestables y mayor somnolencia que otros niños durante el día siguiente”.

    Es cierto, me han dicho que mi Juli da cabezazos de sueño en el colegio (y mi marido y yo también en nuestros trabajos). Pero, ¿cómo salimos de esta dinámica? “Un buen tip para estas situaciones es anotar las conductas diarias de sueño del niño durante varios días o incluso semanas. Escribir también cuánto demora en quedarse dormido, cuántas veces por semana sufre estos despertares nocturnos, si existen ronquidos, etc. De todos modos, es importante que se tomen medidas para mejorar la higiene del sueño de su hijo y que permitan darle un descanso adecuado”.

    ¿Qué cambios en la rutina o en la casa podemos implementar para ayudar a Juli y así mejorar su higiene del sueño? “Para los niños que presentan problemas para conciliar el sueño se recomienda revisar los hábitos que tiene antes de dormir y establecer pautas de higiene de sueño adecuadas. Con relación a los padres, un consejo es que puedan turnarse, así descansarán más, se frustrarán menos y podrán trasmitir tranquilidad y seguridad al niño en esos momentos. Algunas sugerencias que podrían ayudar a conciliar mejor el sueño son: Mantener una rutina del sueño, horarios de sueño regulares, acostándose y levantándose siempre a la misma hora. No comer en exceso ni tomas líquidos antes de irse a dormir (mucho menos alimentos que tengan cafeína), usar la cama solo para dormir, evitar que los niños vean televisión o estén mirando el celular antes de acostarse y tratar de evitar ruidos externos que puedan despertarlos”.

    Las medidas dadas por la doctora Rodríguez son excelentes y vamos a implementar cada una de ellas. A Juli no le va a gustar mucho la idea de no usar mi celular en la noche, pero creo que por su bien tomaremos medidas un poco más radicales. No lo va a entender ahora, pero estoy segura que al otro día me lo agradecerá.

    Productos Baby Infanti Recomendados por May

    Cuna Playard Ilussion Charcoal

    Cama de transición

    Espantacuco musical

Elementos 1 a 3 de un total de 26

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
  4. 4
  5. 5
  6. ...
  7. 9